CONSTRUIR LA PAZ Y CUIDAR LA VIDA

-RECOMENDACIONES PARA EL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO 2022-2026-

¿Cómo convertir el Plan Nacional de Desarrollo en un instrumento de la construcción de un nuevo pacto de nación, más allá de los tecnicismos y formalidades que envuelve?.

El paquete de recomendaciones que el lector tiene entre sus manos pretende sumarse al espíritu participativo y deliberativo que, creemos, debe informar la construcción del Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026. Fue elaborado a la sombra del Proyecto Conflicto Violento y Paz, en principio puesto en marcha por el Centro de Pensamiento Región Nación de la Universidad Nacional de Colombia, pero al día de hoy constituido por investigadoras e investigadores de cinco Sedes de la Universidad Nacional (Amazonía, Orinoquía, La Paz, Manizales y Bogotá), además de las Universidades del Valle, Nariño, la Militar Nueva Granada, Tecnológica del Chocó, de los Andes y City of New York.

Asimismo, participan Dejusticia, Paz y Reconciliación, Centro de Investigación y Educación Popular (CINEP), Centro de Investigación y Acción para la Paz y los Derechos Humanos (CIPADH), Transnational Institute y Mujeres Comité Nacional de Paro. Los 23 capítulos que componen el libro fueron escritos por 40 investigadoras e investigadores, todas y todos comprometidos en la comprensión de nuestros conflictos y la búsqueda de caminos para la paz.

Como se expondrá en breve, consideramos que el Plan Nacional de Desarrollo debe centrarse en la ingente tarea de lograr la paz y cuidar la vida. En medio de una nación cuyos signos distintivos parecieran ser el conflicto violento y la desigualdad, exorcizar la presencia de la muerte violenta se hará posible mediante una acción de nación que remueva aquellos factores que catapultan la violencia y la criminalidad.

Con ese supuesto primordial en mente, las recomendaciones puestas a consideración en las presentes páginas se dividen en cinco partes. Primero las desigualdades que atraviesan todos los órdenes de la vida, sin cuya superación es impensable el cierre de las violencias. Segundo la ciudad y el tejido social, la dominación violenta está inserta en los pliegues de la vida cotidiana imponiendo transformaciones de fondo en la cultura. Tercero otras reformas claves, acceso a la justicia, reformas política y policial. Cuarto el conflicto armado, una vez más los actores empuñando las armas engranan violencias y dominios territoriales. Quinto, por último, las regiones y las fronteras, los dos polos geoestratégicos colmados de grandes urgencias.

Si desea leer el documento completo puede ponerse en contacto con nosotros o descargarlo en el siguiente link:
https://we.tl/t-HO2faQ238S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *